miércoles, 24 de marzo de 2010

la memoria del eternauta


En el aniversario del golpe de 1976, me encuentro leyendo El Eternauta. Sin cálculo previo. Me alegra que la mano de la dictadura no haya logrado matar el recuerdo y las obras de aquellos a quienes -como a Héctor Germán Oesterheld- condenó a la desaparición física. Me alegra que ciertos actos simbólicos se impongan naturalmente, sin la menor violencia. Me alegra que la memoria sea más fuerte que el olvido.

5 comentarios:

María dijo...

La memoria es más fuerte que el olvido. BIEN por esta entrada en este día, trescaídas.
Un abrazo

Ex-compi dijo...

Dios las dictaduras, cuando se terminaran, cuando desapareceran de nuestro mundo.

néstor dijo...

Buena manera de recordar a Oesterheld.

abrazos.

Trescaídas dijo...

Espero que pronto, Ex-Compi... pero la verdad es que hay que hacer mucha fuerza para no dejarse ganar por el pesimismo.
María, Néstor, me alegra que andemos "memorizando" juntos.
Un abrazo a los tres.

Carito dijo...

este pasaje es anacrónico, pero bue...
gracias por pasar vos por allá.
Todavía no me decido, se algunas cosas:
es de noche.
hay lengas casi fosforescentes.
hay una oveja salvaje.
pero, cómo vuela? hay un círculo de árboles o sólo una hilera?
saludos