lunes, 30 de julio de 2007

sonría...



Sr. Autoridad llega al depósito del comercio cuando los muchachos están descubriendo el Google Earth. Como cualquiera sabe, lo peor que se puede hacer al ser sorprendido en flagrante infracción es tratar de ocultarlo... muchachos, pues, siguen acercando el objetivo del Google Earth sobre la ciudad que contiene el comercio que contiene el depósito que los contiene a ellos, ahora bajo la curiosa mirada de Sr. Autoridad. Y es que la mirada de Sr. Autoridad es curiosa, y no inquisitiva, porque Sr. Autoridad es, dentro de todo, un ser bastante simple, y se deja embaucar por los modos serenos y despreocupados de los muchachos.

- ¿Qué ven?- pregunta, y hace ese ruidito desagradable con la boca, como escupiendo pero sin escupir: como si fuera un rifle humano de aire comprimido.

- El negocio...- dice maliciosamente alguno de los muchachos, intentando su tiro de gracia. Lo logra, y Sr. Autoridad se acerca aún más a la computadora, ya partícipe y, por lo tanto, invistiendo la ociosa ocupación de carácter legal.

- ¿Pero no había un filtro sobre la ciudad? - pregunta Sr. Autoridad, mostrando algo de información sobre el asunto.

- Parece que no...- dice otro, subrayando con el tono que se trata de algo obvio, y que la información de Sr. Autoridad no vale un carajo, por lo que mejor sería que no se hiciese el pistola. Todo eso con el tono, porque decir, decir, claro, sólo dice "parece que no".

Y es entonces cuando Sr. Autoridad va y lo hace: con su tono más grave, más inteligente, más perspicaz, comienza la frase... "Si nosotros podemos ver esto.. - se aparta un poco hacia atrás, levanta la vista hacia el techo y entrecierra los párpados con los ojos clavados en el taparrollos de la cortina metálica- ... ellos ya están ahí". Y se queda tan campante.

1 comentario:

"Papillion" dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.