miércoles, 23 de julio de 2008

james tate (III): la libertad



El hombre pata de palo escapa de prisión.

El hombre pata de palo escapa de prisión. Es atrapado.
Le quitan su pata de palo. Cada día
cruza una larga colina y nada un ancho río
para llegar al campo en el que debe trabajar toda la jornada
con una pierna. Es así durante un año. En la fiesta de Navidad
le devuelven su pata. Ya no la quiere. Su escape está planeado.
Requiere una sola pierna.

De Absences (1972). Recogida en Selected poems, Wesleyan University press. University press of New England, Hanover and London.

1 comentario:

depending de dibuj dijo...

Y hay gente que se queja porque no tiene pan dulce extra special en época de Santa Claus. Así se hace, de a una pata si es necesario, y con gallardía pa demotrarle coraje a los viejos garcas.
Espero verlo, amigo, aunque sé que viró para las costas donde habitan las más más variadas especies de marplanautas.
Abrazazo.